¿Te imaginas que tu casa consumiese poquísimo en calefacción y refrigeración? ¿Y que, igualmente, fuese super confortable? No solo sería una casa sostenible… ¡Supondría un buen ahorro para tu bolsillo! No es un sueño: es lo que hacen las casas pasivas.

3

Viviendas bajo el
estándar Passivhaus

En la actualidad, todas las actuaciones que estamos llevando a cabo están orientadas a conseguir un objetivo: edificios con una baja demanda energética de calefacción y refrigeración con una alto confort interior, concediendo aún más importancia, a la concepción eficiente de los edificios y a la selección adecuada de medidas pasivas, en especial el diseño de envolventes de la máxima eficiencia.

Hay una serie de factores que nos vendrán impuestos, como son el clima, la orografía ó la orientación del solar. Pero otros, dependen de las decisiones en el momento del diseño y la elección de los sistemas.

5 principios básicos de
un diseño passivhaus

Excelente aislamiento térmico.

Utilizando un grosor adecuado de aislamiento térmico, las casas pasivas sufren pérdidas de calor muy reducidas siendo las necesidades de calefacción casi nulas. Para conseguir esto, es esencial que el diseño y la ejecución de las paredes exteriores, la cubierta y el suelo se realice analizando todos los detalles constructivos. Como resultado, las casas pasivas presentan una envolvente de gran aislamiento.

Ventanas y puertas de altas prestaciones térmicas y acústicas.

Desde un punto de vista térmico, las puertas y ventanas pueden ser uno de los puntos débiles de una vivienda ya que son focos de posibles pérdidas de calor y frío. Tanto es así que la colocación y ubicación de las mismas es uno de los puntos principales que el diseño de una casa pasiva debe recoger para conseguir una vivienda eficiente. Una buena calidad de las mismas y una correcta instalación es fundamental para conseguir una alta eficiencia energética.

Eliminar los puentes térmicos

Conseguir la ausencia total de los puentes térmicos permite disminuir el consumo energético y evitar patologías debidas a la condensación, como, por ejemplo, los hongos, nocivos para la salud. Además, se consigue eliminar los puntos fríos en el interior de la vivienda, de manera que se garantiza un excelente confort térmico para los usuarios y la sensación de bienestar. No solo se trata de conseguir una reducción energética, sino que uno de los principales objetivos que se consigue con una casa pasiva es crear espacios de gran confort con grandes beneficios para el bienestar y la salud de sus habitantes.

Ventilación controlada con recuperación de calor (VRC)

Con el sistema de ventilación se realiza una renovación continua y controlada del aire interior de la vivienda, de manera que se garantiza la continua y excelente calidad del aire en la vivienda. Este sistema también incorpora un sistema de filtros que depura el aire, evitando la entrada al interior de la vivienda de partículas contaminantes o que pueden producir alergias como granos de polen, polvo o ácaros o agentes patógenos. Además, mediante el sistema de recuperación de calor se consigue atemperar el aire que se introduce en la vivienda aprovechando la energía calorífica del aire que se extrae antes de expulsarlo al exterior.

Estanqueidad al aire

En las casas pasivas se cuida al máximo la estanqueidad al aire, es decir, sellar todas las uniones entre los diferentes materiales de la vivienda. De esta manera, se consigue que no haya infiltraciones de aire indeseadas ni corrientes de aire. Esto permite reducir las pérdidas energéticas y controlar la temperatura del interior de la casa con una mínima intervención de los sistemas de climatización. Siguiendo los principios anteriores, una vivienda Passivhaus debe tener la envolvente lo más estanca posible. Para medir esta hermeticidad en una vivienda se utiliza el conocido ensayo Blower Door. Superar con éxito este ensayo supone la comprobación de la alta calidad en la ejecución de la envolvente del edificio.

Esta prueba consiste en crear un diferencial de presión entre el interior y el exterior de la casa pasiva colocando un ventilador en la puerta de entrada. Este ensayo es importante pues superarlo con éxito es uno de los requisitos imprescindibles para obtener el certificado Passivhaus (el resultado obtenido debe ser inferior a 1,0 ren/h en el caso de certificados PHI low energy o EnerPhit y 0,6 ren/h de aire a la hora en el caso de certificados Passvihaus Classic, Plus o Premium)

Algunos proyectos passivhaus

01

Vivienda Ciempozuelos

5

02

Vivienda Boadilla del Monte

5

03

Edificio Villaviciosa de Odón

5

04

Vivienda Moralzarzal

5

5 principios básicos
de un diseño Passivhaus

Excelente aislamiento térmico

Ventanas y puertas de altas prestaciones térmicas y acústicas

Eliminar los puentes térmicos

Ventilación controlada con recuperación de calor (VRC)

Estanqueidad del aire